CUERNAVACA, MORELOS.- Una lluvia de huevos y jitomates fue impactada sobre las oficinas del alcalde, Cuauhtémoc Blanco Bravo, luego de que este no acudió a una cita programada con organizaciones ciudadanas que habían solicitado la audiencia y que se les había prometido por escrito.
Ayer, integrantes del Frente Cívico Morelense (FCM) se concentraron en las inmediaciones de la iglesia de El Calvario, para emprender una marcha hacia las instalaciones municipales ubicadas en las calles Motolinía y Netzahualcóyotl; en el trayecto lanzaban consignas en contra de lo que consideran incrementos en el impuesto predial.
Solicitaban que se eliminara de la Ley de Ingresos el incremento a la tarifa mínima del impuesto predial, que se continuara con las denuncias en contra del ex alcalde Manuel Martínez Garrigós, y la reducción del gasto corriente de la comuna capitalina.
Antes, las autoridades municipales ya habían adelantado que, en el caso de la tarifa mínima del predial, principal demanda de los inconformes, no estaba sujeta a modificación, porque es legal; postura que mantuvo el secretario del Ayuntamiento, Roberto Yáñez Moreno, al recibir a nombre del edil a los manifestantes, a quienes informó que Blanco Bravo no se encontraba.
Esto motivó que se rompiera el diálogo y que se iniciara con los proyectiles consistentes en huevos y jitomates llevados por las personas que al tiempo lanzaban consignas de repudio contra el ex futbolista.
Además, los inconformes con la medida impositiva señalaron que volverían a las oficinas cada semana, hasta que se revierta el incremento, luego, personal de intendencia procedió a limpiar paredes y ventanas que fueron alcanzados por los proyectiles. 

Molestia 
Ciudadanos pedían la disminución a la tarifa del predial y pactaron reunión con el munícipe.

Amenaza
Advirtieron  con volver la siguiente semana y repetir las acciones, en caso de que el presidente municipal se niegue a recibirlos.

Por: Rogelio Ortega / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...