compartir en:

Emiliano Zapata, Morelos.- Medicina Preventiva del Hospital del Niño y el Adolescente Morelense (HNAM) exhorta a la población a no bajar la guardia para evitar que la población infantil sufra cuadros o brotes diarreicos durante la actual contingencia.

Rebeca Borgaro Payró, directora del HNAM reiteró que uno de los principales problemas a los que se enfrenta la población en estos momentos, es la alteración del agua, lo que podría provocar síndromes diarreicos y con ello, problemas de deshidratación.

“Los más propensos a la deshidratación severa son los menores de dos años, por lo que se hace un llamado a los padres de familia a estar atentos ante cualquier cambio en la conducta”.

Para evitar la deshidratación, los bebés con lactancia materna exclusiva no la deben suspender, y los más grandes se recomienda consumir líquidos en abundancia y suero.

Por: Ddm Redacción
[email protected]