Arizona.- Un hombre de Arizona que presuntamente disparó su arma contra el techo en un esfuerzo por hacer que sus vecinos se callaran terminó disparándose en la cara, dijo la policía.

El hombre no identificado, ubicado en Phoenix, inicialmente visitó a sus vecinos del piso de arriba después de que se "molestó con ellos" el domingo por la noche.

"Golpeó la puerta, gritándoles, tratando de hacer contacto durante esta discusión" alrededor de las 11:20 p.m., el sargento de la policía de Phoenix. Vince Lewis le dijo a KTAR. Luego el hombre regresó a su departamento, todavía molesto.

Supuestamente tomó su arma y disparó varios disparos al techo, y, de alguna manera, se pegó un tiro en la cara.

Los investigadores dijeron que fue transportado a un hospital en condiciones extremadamente críticas, según la República de Arizona, que informó que nadie más resultó herido en el incidente.