El cliente únicamente quería relajarse con un masaje.

Un caso de tocamiento indebido ocurrió en las instalaciones de Living Fresh Man’s Spa ubicado en 22 West Street, Manhattan, el pasado 8 de septiembre de este año.

De acuerdo con la presunta víctima, identificada como Ronnie Arnau originario de Wooland Park, Nueva Jersey, acudió al centro de relajación y todo parecía estar en la normalidad, pero después las manos del masajista comenzaron a centrarse en la parte baja de la espalda y glúteos, algo que fue de total desagrado del cliente.

En la demanda interpuesta por Ronnie, se alega que el masajista identificado como Pei Tian acariciaba su trasero, pasando sus dedos por la zona.

En ese momento Ronnie se levantó de la camilla y se comunicó con la policía, quien arrestó al acusado quien enfrenta cargos por abuso sexual.

De acuerdo con NY Daily News, la recepcionista señaló que Pei Tian lleva más de una década prestando sus servicios al spa y jamás habían tenido ese problema con un cliente.