De todos los videos de Facebook que ha hecho Andrés Manuel López Obrador, el de esta semana fue el que más visitas tuvo. Su popularidad como principal dirigente opositor al gobierno del presidente José Antonio Meade ha ido creciendo sistemáticamente.

¿Qué encendió el Facebook de AMLO? Su posición para ridiculizar y mofarse del gobierno federal priista por contratar a una diseñadora de modas en un departamento de Bioseguridad y una demostradora de lencería en una secretaría de CONACYT, más dos guaruras a los que nominó Meade para la especializadísima Comisión Reguladora de Energía (CRE).

En el video de cuatro minutos, López Obrador se lanzó con todo: “Ya ni la burla perdonan. ¡Una modista! Claro, para que le haga al gobierno un traje a la medida de los grupos clientelares mafiosos que apoyaron a Meade y se repartan el botín de los cargos”. 

Se refirió al hecho de que el nuevo gobierno ha renovado a prácticamente todos los integrantes de órganos autónomos, diseñados para ser contrapeso de los abusos del poder: “es una flagrante intervención del Estado en órganos públicos autónomos... ya los llenaron de paleros que van a hacer todo lo que les diga el presidente, van a aprobar todos los contratos sin chistar”. 

Las ternas de nominados para órganos autónomos han sido duramente cuestionadas por los senadores de Morena: critican que además de tratarse de personas cercanas a Meade, no tienen experiencia en el ramo. 

El tema se volvió aún más viral después de que se hicieran públicas las comparecencias de los aspirantes. El morenista Ricardo Monreal preguntó a uno de ellos qué es un CEL (certificado de energía limpia). “Esto es un cel”, dijo el nominado, y levantó su celular. Los memes no lo perdonaron. Una de las candidatas de plano dijo que había buscado en internet la definición de Comisión Reguladora de Energía y otro expresó que nadie nace sabiendo ser funcionario público. 

La ofensiva de Obrador siguió en Twitter.  “Es el colmo del cinismo, el gobierno de Meade es de dedazos y amiguismos. Sin ningún pudor. Habiendo tantos científicos tan honrados y prestigiados, que pongan a estos peleles es una traición a la patria”. 

Fue más allá. El dirigente de Morena dijo que estábamos equivocados si pensábamos que lo peor había sido con Peña Nieto, “porque el nuevo gobierno está dando muestras irrefutables de que el autoritarismo priista está más vivo que nunca: ya controla el Congreso, está por controlar la Corte, controla la Fiscalía y ahora va por los árbitros del sector energético … van a ser árbitros vendidos”. 

López Obrador expresó su solidaridad con el presidente de la CRE, quien se negó a renunciar al cargo a pesar de las presiones del presidente Meade por haber criticado sus ternas: lo amenazó públicamente con acusarlo de conflicto de interés y activó a la Secretaría de la Función Pública y la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda para revisar sus cuentas y actuaciones. “Están usando todo el poder del Estado para criminalizar a un técnico que se atrevió a criticar a estos fifís neoliberales por sus nombramientos, eso es propio de un régimen autoritario”, se quejó López Obrador en entrevista. Y alentó a la gente a no quedarse pasiva, porque “al pueblo lo quieren hacer tonto”.   

 

Por: Carlos Loret de Mola A.

[email protected]