Donald Trump no la tiene nada fácil el próximo 6 de noviembre. Son las elecciones de medio término, que se interpretan como una evaluación del presidente en turno, y la mayoría de las encuestas señalan que el Partido Demócrata se perfila para reconquistar la cámara baja.
Hay al menos cinco temas que Trump tiene en el tablero electoral. Y con lo explosivo que es, son temas que fácilmente pueden sacudir la luna de miel que goza con Andrés Manuel López Obrador y la relación con México a la que siempre ha usado como parte de su retórica:
Pesadilla 1. La investigación sobre la intervención rusa en la elección que lo hizo presidente de Estados Unidos. Es la peor pesadilla de todas. El fiscal que encabeza la indagatoria,
Robert Mueller, ha tenido importantes logros: enjuiciar al ex director de campaña, Paul Manafort, literalmente voltear al abogado de Trump de toda la vida, Michael Cohen, y citar a declarar al jefe financiero de la Organización Trump. Trump insiste que todo es una cacería de brujas y ha tuiteado abiertamente contra Mueller. Cada que la Trama Rusa acapara el ciclo noticioso, él reacciona en redes sociales.
¿Cómo afecta esto a AMLO? Si se ve acosado, el presidente estadounidense podría optar una vez más por desestabilizar la renegociación del TLCAN, insistir sobre la construcción del muro en la frontera o intensificar la ola de detenciones y abusos contra la comunidad migrante. Al hacerlo, estaría redoblando esfuerzos para cumplir sus promesas de campaña, dividiendo la atención de los estadounidenses y buscando estropear los planes de Mueller, que sabe bien que su investigación puede gozar de más apoyo bajo un congreso con mayoría demócrata.
Pesadilla 2. Nacionalismo económico. A Trump le está yendo muy muy bien en materia económica. Está creciendo a buen ritmo y desde que tomó posesión se han creado casi 4 millones de empleos. Si bien mucho de esto descansa sobre los cimientos de la gestión de su archienemigo Barack Obama, también es cierto que fue central el megarrecorte a los impuestos implementado por Trump.
¿Cómo afecta esto a AMLO? Trump está convencido de que la creación de empleos está conectada a una política nacionalista que impone barreras al comercio y castiga a las empresas locales, que mudan sus fábricas al extranjero. Hoy por hoy, Trump no se ha salido del TLC. Tampoco lo ha renegociado. Su equipo ha elogiado la buena disposición de los negociadores de AMLO. Parecería que el presidente estadounidense está más que dispuesto a cerrar un trato. Pero también parecía eso en mayo. Y no sucedió. Así que de igual manera podría echarlo todo abajo si siente que eso le beneficia electoralmente o lo saca de un atolladero.
Pesadilla 3. El Muro. Su promesa central de campaña está lejos de ser cumplida. Ni siquiera ha asegurado los fondos para levantar un muro de tales dimensiones y falló rotundamente en su aseveración de que México iba a pagarlo. Recientemente amenazó con parar su propio gobierno si el Congreso no le otorga un presupuesto para el muro. Sabe bien que es algo que su base le puede cobrar en las urnas.
¿Cómo afecta esto a AMLO? Gracias a la luna de miel que disfruta López Obrador con los mexicanos, basada en su aplastante triunfo, ha podido ser cortés y hasta cariñoso con quien ha insultado a México y sus ciudadanos. Quizá si Trump endurece el tono, si regresa al encarcelamiento de niños o algo así (eso suele motivar a su base), el próximo presidente de México o su canciller se vean obligados a responder. AMLO dijo muchas veces en campaña que él podía hacer entrar en razón a Trump. Menuda tarea. Por estas palabras será puesto a prueba.
Mañana siguen las pesadillas.

Por: Carlos Loret de Mola A.

[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...