El símbolo nacional de la corrupción Elba Esther Gordillo “La Maestra”. El otro símbolo nacional de la corrupción sindical Napoleón Gómez Urrutia “El Napito”. Los maestros más repudiados por la sociedad porque se dedican a marchar con vandalismo en lugar de dar clases, los de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).
El hombre acusado de quedarse con el dinero de estancias infantiles, Alberto Anaya. El hombre acusado de desviar dinero para las campañas de la izquierda, René Bejarano. El hombre acusado de desviar dinero para las campañas de la derecha, Lino Korrodi. El hombre acusado de robarse las elecciones presidenciales cuando era priista, Manuel Bartlett. Y el hombre acusado de robarse las elecciones estatales cuando era priista, José Guadarrama. La mujer a la que señaló él mismo como personera de la mafia del poder, Gabriela Cuevas.
El ex jefe de gobierno bajo sospecha, Marcelo Ebrard. El ex gobernador bajo sospecha, Leonel Cota. El ex delegado bajo sospecha, Víctor Hugo Romo. El otro ex delegado bajo sospecha, Ricardo Monreal. El que estuvo acusado de la tragedia del News Divine, Francisco Chiguil. El que está acusado del narco-gobierno en Tláhuac, Rigoberto Salgado. Y el de Michoacán, Fausto Vallejo. El de los desfiguros en Acapulco, Félix Salgado Macedonio.
El empresario regio al que repudian los empresarios regios, Alfonso Romo. El alcalde del que marcan distancia los alcaldes, Cuauhtémoc Blanco. El académico con el que no se juntan los académicos, John Ackerman. El mando de la Marina con el que no se llevan los marinos, José Manuel Solano Ochoa. El especialista en seguridad que nunca ha trabajado en temas de seguridad, Alfonso Durazo.
El partido que se fundó como enemigo jurado de la izquierda, el PES. Y el partido que fundó su enemigo jurado cuando era presidente, el PT.
Seguramente me faltaron muchos. Lidercillos locales, caciques vecinales, figuras polémicas, propagandistas en entredicho. Operadores públicos y aliados secretos. Quedará de tarea a los lectores completar la lista.
Andrés Manuel López Obrador lleva años lanzando a su basurero de “la mafia del poder” a varios que merecen mucho más que ese epíteto. Pero también a otros, injustamente.
Al ver su alineación para el 2018, estoy seguro que la próxima vez que tenga el impulso de descalificar a rajatabla a quienes no están de acuerdo con él, se lo pensará dos veces.
Al cabo que hoy es Día del Amor y la Amistad.

SACIAMORBOS
¿Cómo se posicionará la campaña de José Antonio Meade con respecto al anuncio del aspirante a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola, de que va contra los matrimonios homosexuales y la posibilidad de que adopten hijos? ¿Responderá otra vez haciendo como que no ve, que no oye? Dicen que les tomó por sorpresa. Que lo consideran retrógrada, pero electoralmente muy útil. Les asombró el pragmatismo despiadado de “El Vasco”, como le dicen al ex director del IMSS.

Por: Carlos Loret de Mola A. / [email protected]