Observadores internacionales que están en México para dar seguimiento al proceso de sucesión presidencial me han expresado off the record miedo por el pleito que existe entre el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.
Me cuentan que entre especialistas internacionales que estudian el caso mexicano sorprende que la relación entre el INE y el Trife esté peor que nunca y que pleito sea cada vez más público. Una disputa agria, que para muchos se antoja incluso ya personal, entre los consejeros del Instituto y los magistrados del Tribunal, estos últimos, quienes gozan de la última palabra.
La lista de episodios es bastante robusta: los consejeros del INE aprobaron impedir la promoción de gobernantes en spots, sancionar al PRI por contratar anuncios en Facebook, regular los promocionales oficiales en tiempos de campaña y hasta bajarse los sueldos, y en todos los casos, el Tribunal les dio palo. En las elecciones de gobernador de Coahuila, el INE concluyó tres veces que el candidato del PRI rebasó el tope de campaña, lo que obligaba a anular su triunfo, y tres veces el tribunal le dio palo, así que hoy Miguel Riquelme es gobernador. Y el INE aprobó un conteo rápido para la próxima elección presidencial pero el teibunal le dio palo y tuvo que improvisar otro método para que haya resultado la noche de la votación.
La última fue la del Bronco. En su dictamen, el INE acusó al Bronco de tener un millón 200 mil firmas simuladas, fotocopiadas, con documentos inválidos o que no eran de votantes, y lo dejó a 16 mil firmas de obtener la candidatura. El INE denunció al Bronco como un tramposo y el Tribunal acusó al INE de poco profesional y ordenó que incluyera al Bronco en la boleta.
En estas Historias de Reportero expresé hace unos días que si el Bronco volvía a la boleta tras la descalificación del INE, tendría mucho que ver con el cálculo que hicieran las élites del poder sobre a quién le restaba votos, a sabiendas de que el régimen (y en alguna medida el PAN) tiene enormes influencias sobre la mayoría de los magistrados del Trife.
El Tribunal ya resolvió: El Bronco está en la boleta. El cálculo de quienes cabildearon a su favor es que que pueda restarle votos sobre todo a López Obrador, específicamente en el norte y sur del país. Veremos contra quién se lanza el regio en campaña y sobre todo en los debates, a los que les pondrá mucha pimienta.
Los observadores internacionales están aún más preocupados tras este encontronazo. Lástima. Antes el sistema electoral mexicano solía ser un ejemplo mundial. Los especialistas lo ponían como modelo a seguir. Democracias e instituciones incipientes en países que salían de dictaduras buscaban copiar el andamiaje electoral mexicano. Hoy esos mismos especialistas dicen que tras las dos reformas electorales más recientes y por los pleitos INE-Trife, el mexicano sigue siendo ejemplo… de lo que no se debe hacer con las leyes electorales y el árbitro de las contiendas políticas. Pena y pánico.

SACIAMORBOS
Sagarpa contesta en seis párrafos al reportaje #MalaCosecha presentado en mi programa en Radio Centro y en esta columna. Dice que no puede dar dinero en efectivo en programas de apoyo. Falso. Las reglas de operación se lo permiten. Dice que no pide huellas digitales en las firmas de recibido. Sus documentos oficiales prueban que sí. Consúltelos en www.carlosloret.com #MalaCosecha implicó el desvió de 3 mil 500 millones de pesos.

Por: Carlos Loret de Mola A. / [email protected]