Postal… ¿Libertad de Expresión..? Durante 18 años a partir del 2000 hasta la fecha, cada 7 de junio, Día de la Libertad de Expresión, la conmemoración solemne con recuerdo a todos los periodistas extintos que le han servido a Morelos, se ha cumplido puntualmente en el Monumento a la Libertad de Expresión, único en el mundo, mismo que está ubicado en la Avenida Teopanzolco, en Cuernavaca… Luego de muchas peripecias para lograr la construcción del Monumento que tuvo sus antecedentes en las inquietudes nunca logradas por periodistas como Juan Zárate Martínez, Enrique Hernández Cedillo y José Gutiérrez Sandoval, entre otros de los significados periodistas del segundo tercio del siglo pasado… Vinieron las inquietudes de otros comunicadores como Manuel García García y Javier Jaramillo Frikas, este último, logró instalar en la Plazuela del Zacate un busto en memoria del periodista asesinado Manuel Buendía, mismo que durante muchos años prevaleció en ese espacio hasta que el descuido oficial, la corrupción y el latrocinio prohijaron la desaparición del busto y de inmediato la destrucción de su pedestal… Fue hasta 1997, cuando este Escribano dialogó con personajes conocedores de los periodistas y gran parte de la historia del periodismo de Morelos, desde 1869, año de la erección del Estado, hasta el tiempo referido de los 90’s… Buscamos y encontramos entre otros la positiva respuesta de participación de periodistas como Benito García Barba, José Gutiérrez Sandoval, César Villegas Rivero y Manuel García García, así como del empresario Enrique Pérez Bonín e historiadores políticos como Valentín López González y Sergio Estrada Cajigal Barrera, con quienes sostuvimos 12 reuniones que permitieron revisar uno a uno los nombres de todos los periodistas recordados históricamente, en etapas tan difíciles para ejercer la Libertad de Expresión en Morelos como lo fueron el Porfiriato, los prolegómenos de la Revolución, el Movimiento Armado de 1910, los 11 años de lucha y abandono que vivieron éstas nuestras tierras, mismas que quedaron en cenizas y selváticas en grandes extensiones de pueblos y ciudades como Tlaltizapán, Cuernavaca, Ocotepec y muchos más lugares extinguidos, incendiados y abandonados… Sin embargo, en esos tiempos, hubo valientes periodistas que salieron a la palestra con sus poco trascendentes pero importantes medios de comunicación gráficos, del tamaño de un volante, una hoja, media plana, una plana y si acaso hasta dos, para ser los paladines de la tan proclamada lucha por todas las reivindicaciones que se manifestaban en planes, programas y otro tipo de documentos, que a final de cuentas formaron la simiente de lo que es hoy, entre otras cuestiones nuestra defendida Libertad de Expresión y el Derecho a la Información… Los años transitaron en nuestro País, bajo el engaño de que entre las garantías individuales y sociales de nuestra Carta Magna, estaba el Artículo 7º Constitucional que permite a los mexicanos ejercer el Derecho a la Libertad de Expresión, que por desgracia lo mismo en las manifestaciones públicas que en las marchas, mítines, proclamas, escritos, artículos, caricaturas, notas informativas y otro tipo de elementos periodísticos, no sólo era y son motivo de la censura sino también de la represión bajo los pruritos o pretextos que enarbolaban los gobiernos federal,  estatales y hasta los municipales, tras calificar de provocadores, subversivos, socialistas, comunistas y quien sabe cuántos san benitos más, a todos los que se atrevían a hablar de sus abusos, corrupción, raterías y asesinatos… Fueron años muy difíciles y riesgosos para ejercer el periodismo y más todavía, la Libertad de Expresión… ¿Cuántas mujeres y hombres por la proclama de sus ideas escritas, gráficas, pictóricas o fotográficas, fueron a parar en las mazmorras o tinajas de San Juan de Ulúa, en Veracruz o el tétrico y temido Palacio de Lecumberri en el Distrito Federal y, por ese estilo, prácticamente en todas las cárceles del País..? La Libertad de Expresión y el Derecho a la Información aunque digan lo contrario los políticos, NUNCA HAN SIDO GRATOS PARA NINGÚN GOBERNANTE, FUNCIONARIO, DIRIGENTE DE PARTIDO POLÍTICOS U OTRAS ORGANIZACIONES, así como para muchos empresarios en cuanto les son descubiertas y denunciadas sus perversidades, abusos, corrupciones, raterías y crímenes… Hoy aunque me pretendan engañar, vivimos más de lo mismo de aquellos tiempos… Continuará…
                
¡Hasta mañana que será un día más..!
 

Por: Pablo Rubén Villalobos
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...