compartir en:

Acompañados por sus padres, hermanos, familiares y mejores amigos, María Fernanda Obregón y Armando Salazar unieron sus vidas en matrimonio, iniciando con la celebración eucarística en la parroquia de Santa María Madre de la Misericordia para agradecer a Dios su amor y unión. Al término, se realizó  una linda recepción en el Hotel Anticavilla. 
Los ahora esposos se conocieron hace varios años, ya que eran vecinos y Armando es hermano del esposo de una de las mejores amigas de Fer, como le dicen de cariño, y fue en París donde Armando le pidió  a Fernanda que se casara con ella. 
La feliz pareja y sus invitados disfrutaron una rica cena que tuvo como entrada crema de espárragos y ensalada de cítricos, pechuga rellena de queso y espinacas en salsa de Jamaica, así como filete de res a las tres pimientas; de postre se ofreció tortino de manzana y pera y pan de elote con helado de vainilla y salsa de cajeta.

Por: Mariana García
[email protected]