compartir en:

Portando un traje en color azul y esperando a la novia al pie del altar, Manuel Sámano recibió a su ahora esposa Karen Aguilera, quien ingresó a la iglesia de San Felipe de Jesús del brazo de su padre, para iniciar la celebración eucarística y recibir la bendición de Dios y la Virgen.
Esta linda historia de amor inició en la empresa en la cual trabajan, donde fueron flechados gracias a Luis Kuri, amigo de ambos, quien los presentó. 
En un viaje a Puerto Vallarta y con una hermosa cena romántica amenizada por el espectáculo Rhythms of the Night, Manuel le pidió a Karen que fuera su esposa y ella de inmediato aceptó. 
Al salir de la iglesia, los invitados aplaudieron, felicitaron y abrazaron a los ahora esposos, externando sus mejores deseos, y para continuar con el festejo, todos se trasladaron  a un lindo jardín de Cuernavaca.
Karen y Manuel viajarán a Vancouver y de ahí irán a un crucero por Alaska, para celebrar su luna de miel.

Por: Mariana García