Durante una soleada mañana, los ahora esposos recibieron el cariño y los buenos deseos de sus seres queridos, quienes presenciaron su unión matrimonial al ser declarados marido y mujer con la bendición de sus padres, padrinos, familiares y amigos.
Henriette y Agustín expresaron que fue el día más feliz de su vida, ya que son almas gemelas. Su historia de amor comenzó en la universidad, donde se hicieron novios y duraron  8 años y 8 meses y se comprometieron en una romántica velada en la Ciudad de México.
Los invitados disfrutaron un coctel al aire libre, para compartir  y externar sus mejores deseos a la pareja, que  agradeció a todos su asistencia en este acontecimiento tan importante; continuando con una gran fiesta.
¡Muchas felicidades, Agustín y Henriette!

Por: Alfredo Valdez / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...