Cuernavaca, Morelos.- La campaña para evitar que el pulgón amarillo vuelva a causar afectaciones en las cosechas del campo morelense se encuentra aplicándose por parte de las autoridades estales, por lo que se pudo reducir significativamente la plaga, aunque no será fácil erradicar. 

La campaña preventiva redujo de mil pulgones por planta a 40 pulgones en promedio, por lo cual se logra controlar sin abatir totalmente, indicó Roberto Ruiz Silva, titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario del estado de Morelos (Sedagro).

“Tenemos una campaña preventiva que en el 2016 dio buenos resultados y se logró controlar. Va a ser imposible erradicarla, pero en este año pensamos hacer lo mismo, traemos una estrategia similar, con el seguro, la campaña preventiva, vamos a apoyar con fertilizantes y agroquímico”, explicó.

Señaló que se están creando las condiciones para que independientemente de cual sea el pronóstico agroclimático se puedan reducir los riesgos en cultivos de los productores morelenses.

Refirió que este tipo de plagas se controlan, ya que cuando llegan no se puede presumir que se va a erradicar totalmente, ya siempre se quedan algunos hospederos, que cuando se establece el cultivo se vuelven a reproducir; argumentando que es una plaga que se reproduce con muchísima facilidad.

Ante esto, el funcionario estatal resaltó que es importante que los agricultores y autoridades estén muy alertas, sin confiarse en algún momento.

Por: Guillermo Tapia
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...