El fiscal general del Estado, Uriel Carmona Gándara, aseguró que están analizando 
2 hipótesis principales sobre el asesinato el pasado viernes del encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Cuernavaca, Juan David Juárez López.
“La primera es un tema de delincuencia organizada, para evitar por su puesto que él siguiera en el cargo y también está el tema de una venganza que pudiera venir de su actuar como policía, hay personas que cuando salen de la cárcel cometen venganzas contra quien los encarceló”, aseguró el funcionario.

Dijo que está en comunicación con las autoridades penitenciarias, “hay una carpeta bien nutrida, estamos en colaboración con autoridades”.
A pregunta expresa, indicó que “no tenemos identidad de los agresores, pero se corrobora una llamada anónima que alertó sobre 3 sospechosos, tenemos que corroborar este supuesto, de una mujer que alertó al C5 sobre la presencia de los sujetos ajenos a esa colonia.
Pero insisto, el ahora occiso “tuvo detenciones importantes en muchas décadas y se revisa si alguien tenía intenciones de lesionarlo a él o a su propia familia”.
Indicó que las primeras investigaciones arrojan que Juan David Juárez recibió por la espalda seis impactos de arma de fuego calibre nueve milímetros, en el momento del ataque en la colonia Teopanzolco, donde se encontraba sin escoltas pero armado.