compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Al menos 21 planteles de educación básica del estado de Morelos se encuentran en riesgo, debido a su ubicación y colindancia con ríos, arroyos y barrancas, por lo que se mantiene una alerta permanente.
Las escuelas se encuentran en los municipios de Mazatepec, Miacatlán, Puente de Ixtla, Coatlán del Río, Emiliano Zapata, Tlaltizapán y Zacatepec, las cuales han informado por medio de sus directores el latente problema que enfrentan por riesgo de inundación.
Entre los daños que han tenido, se encuentra una barda colapsada, en el Jardín de Niños de Huautla, del municipio de Tlaquiltenango, la cual se la llevó el río; también se debilitó el talud de la escuela primaria “Miguel Hidalgo”, de Puente de Ixtla; además de varios encharcamientos en diversos planteles de la zona, en las últimas horas, según el reporte del IEBEM.
“Hay planteles que están cercanos a ríos y arroyos que con las crecidas han corrido riesgos”, señaló Fernando Pacheco Godínez, director IEBEM, señala que se mantienen en alerta permanente por la temporada de lluvias, por lo que directores, supervisores y jefes de sector de las zonas vulnerables están en comunicación constante.
“En todas las escuelas se ha actuado de inmediato, hay una coordinación entre las escuelas y Protección Civil del gobierno del estado y de los municipios”, explicó Pacheco Godínez.
En este sentido, indicó que a través de un monitoreo se analizan las afectaciones para posteriormente realizar las correcciones; dijo que el servicio educativo se está regularizando permanentemente.

"Nos reunimos con la Coordinación de Protección Civil, la Secretaría de Obras Públicas y el Instituto de Infraestructura Educativa para analizar afectaciones a planteles públicos.” Fernando Pacheco, director del IEBEM

Las escuelas afectadas están en los municipios de:
Mazatepec
Miacatlán
Puente de Ixtla
Coatlán del Río
Emiliano Zapata
Tlaltizapán
Zacatepec

21 planteles corren riesgo por crecidas de barrancas y ríos.

Reunión. Protección Civil, Obras Públicas y Educación dan seguimiento.

Por: Guillermo Tapia
[email protected]