compartir en:

La tormenta tropical Harvey reanudó la madrugada de este miércoles su movimiento y reingresó a tierra al occidente de la población de Cameron, en el estado de Luisiana y cerca de la frontera con Texas, informó el estadunidense National Weather Service.

En su reingreso se espera que continúen las fuertes lluvias sobre las costas de Texas y Luisina, con advertencias de que los niveles de agua podrían subir de poco más de medio metro a casi dos metros y medio respecto de sus estándares habituales.

Luisina se encuentra preparada y reza, aseguró la víspera el gobernador estatal, John Bel Edwards, sobre la posible llegada de Harvey.

En la línea fronteriza entre ambas entidades se esperan vientos de 48 a 64 kilómetros por hora.

Luisiana ya ha recibido mucha lluvia este verano, y por ello estamos conscientes de que podría haber inundaciones por Harvey, señaló Ed Bush, oficial de la Guardia Nacional estatal a la cadena CNN.