Un brazo y un pedazo de pierna que al parecer corresponden al torso y cabeza hallados el domingo, fueron encontrados tirados a un costado de la barranca Analco, cerca de la unidad habitacional El Arroyo, en la colonia Los Pinos, de Jiutepec, cuando eran devorados por los perros que rondan la zona, por lo que peritos en criminalística del Semefo tomaron conocimiento y ordenaron el levantamiento de los restos.