compartir en:

Un cráneo, un fémur y una columna vertebral, entre otros restos óseos prehispánicos que estuvieron enterrados durante varios años, fueron hallados por albañiles cuando escarbaban para poder hacer los cimientos de una barda, en una construcción en la privada Geranio, de la colonia Loma Bonita, de Tepoztlán, por lo que con el apo yo de una antropóloga, peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) revisaron los restos y confirmaron que eran prehispánicos, por lo que el sitio fue asegurado y se turnó el caso al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).