La mirada de Italia vuelve a dirigirse hacia México por un nuevo crimen contra uno de sus ciudadanos.

El cuerpo de Alberto Villani, de 37 años, fue hallado en Tlaltizapán, tras haber desaparecido desde el 20 de marzo, según informaron ayer autoridades y medios del país europeo.

Villani, experto en relaciones financieras con América Latina, fue ejecutado de dos disparos en la cabeza y abandonado dentro de una bolsa de plástico con un letrero que indicaba: "Esto me pasó por ser un ratero", de acuerdo con fuentes oficiales de México reportadas en la prensa italiana.

Su rastro se había perdido en el Aeropuerto Internacional de la CDMX, a donde acudió para canjear dinero en una casa de cambio, según su pareja, Corina Astrid Rodríguez, de 28 años y de origen salvadoreño.

"Me aseguró que me volvería a llamar en dos horas desde Cuautla, donde se hospedaba, pero nunca lo hizo", agregó Rodríguez a medios italianos.

Después de algunos días de búsqueda, el cuerpo de Villani fue hallado al borde de una carretera del Municipio de Tlaltizapán el pasado 26 de marzo dentro de un bolsa de plástico negro.

Según trascendió, todas las pertenencias de la víctima desaparecieron del hotel de Cuautla, incluso su maleta personal y su computadora.

El asesinato de Villani tiene lugar después de que otros tres italianos –Raffaele Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimmino– desaparecieran en Jalisco el pasado 31 de enero.

TAGS EN ESTA NOTA: