compartir en:

Sin llantas y sin piezas del motor, amanecieron el jueves dos coches que estaban estacionados en las colonias Acapantzingo y Bella Vista.
La noche del miércoles, un auto Tsuru, negro, fue estacionado por su dueño en la esquina de las calles Tabachín y Llamarada, de Bella Vista.
La oscuridad fue aprovechada por los amantes de lo ajeno para abrir el cofre del vehículo y robarle los cables de bujías y la batería.
Mientras que un Jetta gris, amaneció el jueves sobre tabiques ya que los ladrones le robaron las llantas en la privada La Joya, de la colonia Acapantzingo.