Hackers sustrajeron en abril cientos de millones de pesos de bancos en México al crear órdenes fantasmas que transfirieron fondos a cuentas falsas y que fueron retirados rápidamente, dijeron dos fuentes cercanas a la investigación.

Los presuntos ciberdelincuentes enviaron las órdenes para mover montos que van de decenas de miles hasta cientos de miles de pesos desde bancos como Banorte en las últimas semanas a cuentas falsas en otras entidades bancarias, cuyos cómplices vaciaron a través de retiros de efectivo en docenas de sucursales, explicaron.

Una de las fuentes dijo que los delincuentes sustrajeron más de 300 millones de pesos (mdp), mientras que el diario El Financiero reportó que habrían sido unos 400 millones de pesos, citando una fuente anónima.

El rotativo detalló que se estima que Banorte tuvo una afectación de alrededor de 150 mdp y BanBajío, de cerca de 160 mdp.

Lorenza Martínez, directora del Sistema de Pagos del Banco de México (Banxico), dijo a Reuters el viernes que cinco grupos financieros mexicanos se vieron afectados por “transferencias no autorizadas”, pero se abstuvo de definir el incidente como un ataque cibernético.

Las transferencias interbancarias comenzaron a sufrir retrasos desde finales de abril, lo que alimentó las preocupaciones de que la segunda mayor economía de América Latina podría ser la última víctima en una ola global de ataques cibernéticos.

Los hackers podrían haber recibido ayuda desde adentro de los bancos, ya que estos grandes retiros de efectivo no son comunes, dijo una de las fuentes.

“En términos de la seguridad de las oficinas del banco, creo que eso es parte del análisis que está haciendo cada banco”, comentó Martínez en la entrevista del viernes.

La funcionaria dijo que el sistema de transferencia interbancaria SPEI de Banxico no se vio comprometido, pero que el problema tenía que ver con el software desarrollado por instituciones o proveedores externos para conectarse al sistema de pagos.

El banco central y los grupos financieros han dicho que hasta el momento ningún cliente se ha visto afectado. Martínez dijo que las transferencias afectaron las cuentas de las instituciones financieras en el banco central.

Asimismo, detalló que los bancos migraron a una tecnología alternativa y más lenta para procesar los pagos, lo que estaría afectando los respectivos sistema de cada empresa.

Ayer domingo, Citibanamex registró “intermitencias” en su sistema, lo cual complicó pagos y retiros de cajeros para sus cuentahabientes.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...