Hace 21 años, el 22 de enero de 2001, ocurrió una de las erupciones más grandes del volcán Popocatépetl. Todo empezó a las 14:58 horas con un sismo volcanotectónico de magnitud 2.8, al este del cráter, el cual generó una exhalación a las 16:15 horas.

Fue así cómo se generó una columna de ceniza de hasta 8 kilómetros de altura, además de la expulsión de fragmentos alrededor de la punta del volcán.

Para las 16:23 horas se registró la fase mayor intensidad explosiva, que provocó flujos piroclásticos, de ceniza, que cayeron a distancias de hasta 6 kilómetros por las cañadas del volcán.

La caída de ceniza fue protagonista en este evento, ya que se reportó en Santiago Xalitzintla, Atlixco, Puebla, Tecamachalco y Tetela del Volcán.

De acuerdo con el Cenapred, la erupción surgió por la destrucción parcial del domo de lava número 12 (un domo es como un tapón que impide que salgan los gases al exterior del volcán), que se formó en diciembre de 2000 con un volumen de 15 a 19 millones de m3.

En días posteriores se reportaron “exhalaciones con carácter explosivo, que lanzaron pequeños fragmentos sobre la ladera oriental del volcán”, según el documento de Cenapred.

El volcán Popocatépetl es uno de los volcanes más activos y peligrosos del mundo, pues a menos de 100 kilómetros de él viven alrededor de 25 millones de personas.

La actividad del Popo comenzó en diciembre de 1994 y a partir de entonces ha presentado exhalaciones, explosiones acompañadas por emisiones de ceniza, así como formación y destrucción de domos de lava. 

Este volcán es la tercera cima más alta del país, pues mide 5,419 msnm. Se trata de un estratovolcán compuesto por rocas andesítico-dacítica ubicado en el centro del Cinturón Volcánico Transmexicano, según el Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México

Ante este tipo de eventos, es importante conocer los planes de emergencia, así como el significado de cada advertencia alrededor del Popocatépetl. Recuerda que estar informado es parte de la cultura de la prevención, a lo cual se suma la realización de constantes simulacros.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado