En medio de la presión de trabajadores sindicalizados, y con la sede legislativa rodeada de patrullas y elementos políciacos, los integrantes de la Diputación Permanente del Congreso del Estado aprobaron al filo de la media noche de este viernes el acuerdo para convocar al Pleno a un periodo extraordinario de sesiones el lunes a partir de las 10:00 horas.
La sesión había sido convocada originalmente a las 5:15 de la tarde, con la idea de que el conflicto entre trabajadores de base y la Presidencia de la Mesa Directiva por el pago anticipado del aguinaldo se hubiera solucionado.
El presidente, José Luis Galindo Cortez, se reunió finalmente con los inconformes y les explicó los motivos por los que este año no fueron incluidos en el pago anticipado, y aunque les aseguró que su derecho a recibir la prestación en diciembre estaba garantizada con el presupuesto que la Legislatura saliente dejará a la nueva para operar de septiembre a diciembre, mantuvieron su demanda y amagaron con tomar las instalaciones del Congreso para impedir el desarrollo de la sesión de la Diputación Permanente.
Al filo de las 10 de la noche, los diputados intentaron sesionar en el tercer piso del edificio, hasta donde llegaron los trabajadores y “reventaron” los trabajos.
Los diputados pidieron apoyo a Seguridad Pública y el edificio prácticamente fue tomado, ahora por policías; entrada la medianoche y tras un acuerdo de revisar el tema, la sesión extraordinaria finalmente aprobada con un largo orden de temas a desahogar, entre ellos la designación de cuatro titulares de cargos en organismos autónomos, una directora y tres contralores internos.
 

Dan garantías para celebrar periodo extraordinario

La presidencia del Congreso aseguró la celebración sin sobresaltos del periodo extraordinario de sesiones al que fue convocado el Pleno mañana lunes, tras alcanzar un acuerdo con el sindicato de trabajadores. 
Encabezada por el diputado José Luis Galindo Cortez, la Diputación Permanente concluyó la sesión iniciada y recesada desde el 16 de agosto,  a la media noche del viernes debido a un altercado previo con los empleados. 
Cada tres años, con motivo de la conclusión de la legislatura, los diputados liquidan a los empleados de confianza y a los de base les anticipan el pago de las dos terceras partes del aguinaldo; este año no fue así y eso los puso sobre alerta. 
El viernes después de no obtener una respuesta afirmativa a su petición, intentaron boicotear la sesión de la Diputación Permanente; finalmente aceptaron retirarse con la condición de la reunión de ayer por la mañana. 
El diputado Galindo Cortez y un representante del diputado electo, Francisco Sánchez, que fungirá como presidente a partir del miércoles 1 de septiembre, y el representante del sindicato, Erick Alejandro Reyes, participaron en el encuentro. 
Al término, fue éste último quien informó que llegaron a un acuerdo para instalar una mesa de diálogo con el propósito de que se les dé certeza de que el aguinaldo que no les será pagado este mes, les será liquidado íntegro en diciembre. 
Por separado, el Congreso informó que el periodo extraordinario fue convocado a las 10:00 horas del lunes, y entre otros asuntos fueron enlistados los nombramientos de titular del Instituto de la Mujer, así como del contralor, para éste, el IMIPE y el Impepac. 
El dictamen para expedir la Ley de Cultura y Derechos Humanos Culturales; una reforma integral al decreto que creó la Universidad Politécnica y una sentencia en materia de presupuesto para el órgano electoral. 
La reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial y el dictamen que crea la Ley Orgánica del Centro Estatal de Conciliación, entre otros. 
Para la celebración del periodo extraordinario, el Poder Ejecutivo debe publicar en el periódico oficial Tierra y Libertad, el acuerdo y el orden del día. 

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado