XOXOCOTLA, MORELOS.- Por usos y costumbres y bajo el argumento del hartazgo del pueblo fue destituido del cargo de secretario de Seguridad Pública, Javier Jiménez, quien en medio de una multitud entregó las oficinas.

Ayer, desde muy temprano habitantes del municipio indígena salieron a la calles para protestar en contra de los elementos de Seguridad Pública, quienes son señalados por cometer diversas arbitrariedades en contra de la población, la más reciente un supuesto ataque a balazos en contra de varios hombres, de los cuales dos resultados lesionados.

Guadalupe Teodocio Guerrero, vecina de esta localidad, aseguró que el pueblo está cansado de los abusos cometidos por los elementos de seguridad, por lo que decidieron aplicar los usos y costumbres bajo los que se rigen y destituir al jefe policiaco.

“Hoy le hicimos efectiva su renuncia y ya no tenemos a Javier Jiménez Jiménez como secretario. El pueblo pone y el pueblo quita”, dijo.

Poco antes del medio día, Javier Jiménez hizo entrega de la llave de la oficia, asegurando que había diversos documentos como carpetas de investigación, chalecos antibalas, radios portatiles, y diversos artículos. También hizo la entrega de las celdas, para constatar que no había ninguna persona detenida.

“No estoy usurpando funciones, tengo bajo mi resguardo los chalecos que nos dio la Comisión Estatal de Seguridad y otros articulos. Sé que éste es un problema con el municipio, solo pido que se arreglen, no busco problemas”, dijo Javier Jiménez, después de entregar las oficinas.

Guadalupe Teodocio aseguró que sostendrán pláticas con Gobierno del Estado y la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) para que la Secretaría no se quede acéfala y el municipio desprotegido.

Por Marcela García / marcela.garcia@diariodemorelos.com