compartir en:

Acapulco.- Investigadores y organizaciones ambientalistas buscan preservar al jaguar en Guerrero, a través de un corredor comunitario y ecoturístico que priorice la conservación de esta especie catalogada como en peligro de extinción.

En entrevista con Notimex, la directora de Mar Selva Conservación A.C en Guerrero, Natalia Parra, señaló que junto con el grupo “Guerrero Jaguar” encabezado por Fernando Ruiz, se unen esfuerzos para promover la conservación del felino en la sierra del estado.

Asimismo, manifestó que se ha buscado el apoyo del gobierno estatal para poder realizar este proyecto que pretende coadyuvar en la conservación de esta especie, que en los últimos cuatro años, ha sido víctima de sacrificios en las comunidades serranas.

Explicó que en un principio las comunidades y municipios que se tienen contemplados para el corredor comunitario y turístico Jaguar, donde los visitantes podrán son la sierra de Atoyac y Tecpan, las comunidades serranas de Chilpancingo como Jaleaca de Catalán y Pueblos Santos, donde se ha visto al felino.

No obstante, destacó que para llevar a cabo esta iniciativa, se necesita contar también con la colaboración de la sociedad civil ya que “se necesita tener la anuencia de los ejidatarios y que sepan que también van a tener beneficios por este espacio que sería un atractivo con el tiempo”, mencionó.

Por su parte, Fernando Ruiz Gutiérrez, biólogo y profesor investigador en la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) y coordinador del proyecto “Guerrero Jaguar” dijo en entrevista que en las zonas donde se ha detectado la presencia del jaguar se tiene también contemplado realizar otros proyectos ecoturísticos.

Aseguró que las estrategias turísticas que se han implementado hasta el momento, por diversas razones, no han funcionado como deberían, pues se necesita el apoyo de las comunidades, las cuales verían beneficiado a la par, su desarrollo económico.

Por ello, consideró que el contexto actual es una buena oportunidad para tomar a esta especie como una bandera o como un estandarte de Guerrero y volver a reactivar las zonas donde se localiza el animal.

“El jaguar era una especie emblemática para Guerrero, para las comunidades, y culturas prehispánicas y se ha perdido desafortunadamente ese vínculo y ahora valdría la pena de recuperar todo ese bagaje cultural y poder reinsertarla nuevamente como una especie emblemática”, dijo.

De acuerdo con Ruiz Gutiérrez, desde 2009 con apoyo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) estatal, así como de comuneros y ejidatarios de la Sierra de Petatlán, iniciaron los primeros estudios para identificar la presencia del jaguar en Guerrero.

Señaló que desde entonces se ha trabajado en la colocación de cámaras automáticas, con sensores infrarrojos, foto trampeo y se han tomado algunas fotografías, que aunque no son muy buenas para definir el número de ejemplares que existen, se pueden hacer algunas aproximaciones de cuantos jaguares hay.

El especialista lamentó que en los últimos tres o cuatro años ha habido mucho sacrificio de animales y se han visto sólo 22 ejemplares de jaguar grandes y medianos en la zona por lo que eso podría indicar que la población puede estar disminuyendo.

Detalló que de acuerdo a un reporte de pobladores y a través de las redes sociales se tiene información de que en el municipio de San Luis Acatlán, en la costa chica del estado y en Tecpan de Galeana en la costa grande del estado, se han sacrificado al menos seis jaguares.

También se tiene reporte de sacrificios en poblados de la zona rural de Acapulco y en Chilpancingo como en Pueblo Santo y Jaleaca de Catalán donde se informó que se habían sacrificado al menos 14 jaguares en los últimos cuatro a cinco años, por problemas de depredación de ganado.

"Mucho de estos sacrificios tiene que ver con problemas de depredación de ganado, ahí también tenemos que involucrarnos y empezar a trabajar con la gente y hacerle ver que es importante que se conserve la especie pero además de que hay posibilidades de que ellos recuperen parte de la perdida económica con un seguro”, dijo.

Explicó que hay un seguro ganadero, en el cual se les paga la pérdida del animal que fue sacrificado a cambio del jaguar, puma o algún otro felino.

Ante esto, Ruiz Gutiérrez insistió que hay mucho trabajo por hacer para concientizar a los habitantes de las comunidades, por lo que destacó la importancia del proyecto del corredor comunitario para la conservación del jaguar.

Cabe destacar que ejidos como Cordón Grande, Platanillo y Las Humedades de Tecpan de Galeana y Fresnos de Puerto Rico de Ajuchitlán del Progreso, se han sumado a este proyecto.

“Necesitamos el apoyo de las instituciones, de la ciudadanía y de las comunidades para que la conservación del jaguar sea una realidad”, puntualizó.

Asimismo, señaló que para lograr esto se necesita buscarle la forma atractiva al tema y que la gente participe y se involucre y que retome esta característica de la importancia de la especie que se ha perdido en los últimos años.

Insistió que se debe de proteger el hábitat y deberá estar en buenas condiciones si se quiere mantener el Jaguar para hacer turismo ecológico, el cual podría ser una buena fuente de ingreso y un atractivo muy emocionante para los municipios.

“Nosotros cuando ponemos las cámaras y vemos que están pasando los jaguares un día antes o una horas antes de que nosotros llegáramos, créeme que nos emociona muchísimo y pasaría igual que otras personas y cualquier turista y se les puede mostrar el hábitat y en qué condiciones viven”, aseguró.

El investigador hizo un llamado a todas las instituciones que tienen que ver con el área ambiental, académicas e incluso organizaciones civiles a participar en el proyecto a fin de sumar esfuerzos y buscar la manera de gestionar recursos para que la conservación del jaguar sea una realidad.