México.- La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) anunció el cierre temporal del Parque Nacional Grutas de Cacahuamilpa, ubicado en Guerrero, a fin de revisar su estabilidad estructural luego de los sismos y garantizar la seguridad de los visitantes.

En un comunicado, informó que especialistas de la propia Comisión y de las universidades de Montreal y Michoacana de San Nicolás en Hidalgo, a través del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Tierra, evaluarán la condición actual de esta Área Natural Protegida (ANP) y tomarán muestras de guano para descartar la presencia de hongos.

“Esta medida permitirá evaluar la condición estructural de las grutas, así como tomar muestras del guano desprendido para descartar posibles daños a la salud. Una vez que se confirme que la condición de la gruta no atenta contra la seguridad de los visitantes se permitirá nuevamente el acceso”, expuso.

Refirió que derivado de los movimientos telúricos del 7 y 19 de septiembre en el sur y centro de México se apreciaron nuevas aberturas en las grutas, así como el desprendimiento de guano –excremento de murciélagos− de las paredes cavernosas y cuya inhalación de esporas puede ser riesgosa para la salud del ser humano.

El comisionado Alejandro del Mazo Maza aseveró que una vez concluida la evaluación y con la certeza de que el sitio no representa ningún riesgo se comunicará la fecha de la reapertura de las grutas.

De acuerdo con la Conanp, las Grutas de Cacahuamilpa tienen un alto valor geológico porque permiten estudiar la historia de la sismología en la región, donde hace más de cinco años un grupo de investigadores realiza estudios de paleosismología para conocer los efectos de sismos.

Refirió que las Grutas de Cacahuamilpa, declarado Parque Nacional el 23 de abril de 1936, se localiza en la Sierra Madre del Sur, al norte de Guerrero y protege la zona de nacimiento del Río Amacuzac, proveniente de la unión de las aguas subterráneas de los ríos Chontalcoatlán y San Jerónimo.

Cacahuamilpa, que en lengua náhuatl significa “en la sementera del cacahuate”, alberga uno de los más sorprendentes sistemas de cuevas y formaciones calcáreas de la República Mexicana, que al ser consideradas las más espectaculares del país son ampliamente visitadas durante todo el año.

Las rocas calizas predominantes en el área pertenecen a antiguos rastros del mar, formadas por los sedimentos que arrastraba el agua, por lo cual son muy solubles y permiten el paso del agua que crea fisuras y, posteriormente, ríos subterráneos que al cambiar su cauce han dejado formadas cavernas.