Con el objetivo de pasar un agradable fin de semana de fiesta, grupos de amigos se dieron cita en Classico Cuerna donde disfrutaron de una divertida velada, en la que además de bailar y cantar, brindaron con champagne, vino, cocteles y refrescantes bebidas.
El antro más famoso de la ciudad se vio repleto de capitalinos y turistas, que  llegaron a la medianoche para escuchar sus canciones favoritas y mostrar sus mejores pasos de baile al centro de la pista, que estaba iluminada con luces de colores y el nombre del lugar.
Todos cantaron las mejores rolas del momento mezcladas por el DJ de Classico Cuerna, que puso un gran ambiente en el antro.