compartir en:

"El Candelabro" es una zona arqueológica de 2 mil 500 años de antigüedad ubicado en la costa norte de la península de Paracas, provincia de Pisco, que el pasado 31 de julio fue dañado por un grupo de turistas. 

Los responsables ingresaron ilegalmente a la zona y condujeron sobre el famoso geoglifo que permite distinguir una relación con las líneas de Nazca y de pampas de Jumana, deformándolo.

Las autoridades incautaron dos camionetas, una cuatrimoto y un auto. Con respecto a los turistas, deberán pagar una multa y reparar los daños.

La Fiscalía Provincial de Pisco, en la región, abrió proceso penal por los delitos de alteración al paisaje y modificación del suelo contra Erick Hare Bedoya, de 18 años; César Ignacio Peschiera Villa García, de 19 años; Samuel Possa Oliva de 21 años y José Miguel Devescovi de 31 años. 

En concreto, Sernanp impondrá una sanción administrativa contra cada uno y los infractores tendrán que realizar los trabajos necesarios para nivelar el suelo y restaurar el paisaje afectado.

"El área afectada se ubica aproximadamente a unos 500 metros al norte de El Candelabro, habiéndose estimado un área afectada en el paisaje de cien metros de alto por 500 metros de ancho sobre la cumbre del cerro. Los infractores serán investigados a fin de determinar la sanción correspondiente", publicó el Facebook oficial de Sernanp.