compartir en:

Los aficionados no hicieron caso al llamado a la tolerancia y respeto que hicieron los capitanes de cada país al iniciar el encuentro.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, vivió en carne propia de la afición mexicana el polémico “¡Eeh… puto!”

De acuerdo con Medio Tiempo, fue en el minuto 20 del partido México-Jamaica en la Copa Oro, cuando en el saque del portero jamaiquino Andre Blake se escuchó el grito por el cual la Federación Mexicana de Futbol ha sido multada económicamente en ya siete ocasiones.

Pero dos minutos después, destaca el medio especialista en deportes, mientras el dirigente del máximo organismo del futbol se encontraba en un palco del Rose Bowl observando el duelo, en el segundo despeje del arquero jamaicano, el grito fue aún más evidente.

Los aficionados no hicieron caso al llamado a la tolerancia y respeto que hicieron los capitanes de cada país al iniciar el encuentro.

Y así, una y otra vez se escuchó el grito homofóbico en cada intervención del guardameta caribeño y el presidente de la FIFA fue testigo de todo.