En compañía de sus padres, familiares, amigos de toda la vida y disfrutando el clima de la ciudad, Grisel Tinoco y Enrique Solórzano se dieron el sí ante el juez, en una ceremonia civil, llevada a cabo en el jardín de Hostería Las Quintas.
Para uno de los días más importantes de su vida, la novia lució un lindo vestido color blanco, tono que combinó con su joyería y el novio portó un elegante traje en color gris. Grisel y Enrique se  conocieron en la boda de un amigo en Tequesquitengo y luego de tres años de noviazgo decidieron unirse en matrimonio.
Los ahora esposos se mostraron siempre felices y emocionados por este gran momento, que comenzó en la cena de Año Nuevo, ya que fue ahí cuando Enrique le propuso matrimonio a Grisel, entregándole un brillante anillo de compromiso.
Para esta ocasión se ofreció un rico menú y champagne para brindar por la felicidad de Grisel y Enrique; la celebración continuó durante la noche y fue amenizada por mariachi. ¡Felicidades!

Por: Mariana García
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...