Casi 100 mil millones de bolsas de plásticos de un solo uso se utilizan cada año en Europa, según datos de la Comisión Europea, de las cuales unicamente se reciclan el siete por ciento y ocho mil millones terminan en el medio natural, advirtió Greenpeace.

En el Día internacional sin bolsas de plástico, la organización ecologista puntualizó que por persona se usa una media anual de 175 bolsas de plástico, aunque las cifras varían significativamente de un país a otro.

Expuso que la utilización media de una bolsa es de 15 minutos, pero pueden tardar cientos de años -en torno a 400- en degradarse, creando graves impactos medioambientales y por todo ello, Greenpeace pidió su prohibición.

"Hoy, queremos recordar que no basta cobrar las bolsas de plástico de un solo uso, deberían prohibirse, como han hecho otros países como Francia", sostuvo Elvira Jiménez, responsable de la campaña de Plásticos de Greenpeace.

"El Ministerio de Medio Ambiente debe actuar y tomar las medidas necesarias para eliminar el plástico de un solo uso, incluido el envasado, que representa el 40 por ciento de la demanda de plástico en Europa", anotó.

Destacó que hay que ser ambiciosos y reducir y eliminar su uso de forma progresiva.

De acuerdo a datos de Greenpeace, solo el siete por ciento de las bolsas se reciclan y muchas de ellas ni siquiera entran en el sistema de gestión de residuos, es decir, que no van a vertederos, se pierden en el entorno, contaminando el medio ambiente y los océanos.

Se estima que a nivel mundial mil 341 especies se han visto afectadas por el impacto de las bolsas de plásticos a través de la colonización de hábitats, ingestión, enmarañamiento, asfixia u otros, dañando gravemente o incluso matando a la vida marina.

De hecho, el 92 por ciento de los impactos estudiados y contabilizados entre basura marina y organismos marinos fueron con plástico.

En 2015, la Unión Europea adoptó la Directiva de bolsa de plástico, que requiere a los Estados Miembros que reduzcan el consumo de bolsas de plástico ligeras (inferiores a 50 micras

Hay países, como Francia o Italia, que han prohibido su uso y en España se consumen una media de 144 bolsas por habitante anualmente que suponen unas seis mil 800 millones de bolsas en circulación de todo tipo de grosor cada año.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...