En una trágica historia de amor no correspondido, un pingüino murió junto un cartel del que estaba 'enamorado'.

Grape, un pingüino Humboldt de 21 añosfalleció el pasado viernesen un zoológico de Japón luego de protagonizar un 'romance' con un letrero de una mujer pingüino que había sido colocado en su recinto desde hacía varios meses, como parte de una campaña publicitaria.

De acuerdo el reporte, se cree que el animal quedó prendido de Hululu, un personaje de ánime, tras ser rechazado por una hembra llamada Midori, con quien había compartido su reclusión en el zoológico de Tobu, ubicado en la ciudad de Miyashiro, durante alrededor de una década.

Ante el rechazo de su compañera, Grape comenzó a interesarse por el cartel de Hululu, una pingüina antropomorfa que forma parte de la serie animada 'Kemono Friends', muy popular entre la juventud nipona.

Fue tal la obsesión del macho por el anuncio publicitario que los encargados del zoológico decidieron mantenerlo en su recinto a pesar de que la campaña ya había concluido desde hacía varios meses.

El caso fue notificado por la prensa local a principios de año. Desde entonces, Grape y su amada Hululu fueron inseparables hasta el final.

En una ocasión, Grape llegó a comportarse de manera errática durante un breve lapso en el que el cartel de Hululu fue retirado durante el paso de un tifón.

Las autoridades del zoológico inclusive informaron que Grape parecía querer llevar la relación a otro nivel, pues varias veces fue captado realizando el rito de apareamiento, aunque sin suerte.

Pero Grape tuvo la dicha de pasar sus últimos días junto a Hululu.

Luego de varios días enfermo, el pingüino murió el pasado 13 de octubre al lado de su amada.