compartir en:

Un hombre acabó con la mandíbula lesionada, tras ser atacado a golpes, por el medico pediatra Mario Ismael Meneses Rosendo, quien labora en una conocida clínica de Cuautla, con quien mantiene viejas rencillas, luego de que lo interceptara en la calle Tabasco, de la colonia Las Palmas, de Cuernavaca, para posteriormente refugiarse en una casa y evitar ser detenido por los policías.