Río de Janeiro.- El mexicano Germán Sánchez se adjudicó la medalla de plata en la prueba de clavados de plataforma 10 metros, mientras su compatriota Iván García se quedó fuera del podio en los Juegos Olímpicos.

Sánchez hizo una puntuación de 532.70, mientras el “Pollo” García alcanzó 418.95, debido a que la tercera y quinta ronda tuvo calificaciones muy bajas.

Después, el clavadista agradeció a Dios y confió en que le haga mejor persona, al considerar que es una recompensa divina tras las críticas en la final de sincronizados del 8 de agosto.

“Después de los sincronizados se habló mucho de mí. Pero Dios nunca deja que sus hijos sean humillados. Él hoy no me deja ser humillado”, dijo Sánchez, fervoroso creyente de confesión evangélica, ya con la medalla reposando sobre su pecho.

De esta forma se refirió a la quinta plaza obtenida hace unos días en el dúo sincronizado con Iván García, en una final en la que Sánchez no estuvo al mejor nivel por las dificultades climatológicas y por lesiones que arrastra en el hombro desde hace tiempo.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...