San Antonio.- La selección mexicana de futbol comenzó el año mundialista con un triunfo 1-0 sobre Bosnia-Herzegovina, un rival que ofreció poco, lo que desaprovecharon algunos tricolores para convencer al técnico Juan Carlos Osorio en la que pudo ser su última oportunidad de ganarse un lugar para la Copa del Mundo.
El balance general del encuentro no fue el esperado, pues el Tricolor dejó algunas dudas.
Conscientes de que podrían estar ante su última oportunidad para ganarse un lugar a Rusia, los jugadores del Tri tuvieron un buen arranque y dominaron al rival, incluso con disparos de Giovani dos Santos y Carlos Vela en los primeros dos minutos.
Pero sin mucha claridad al ataque y con poca profundidad, los jugadores del Tricolor que buscaban convencer a Osorio desaprovechaban su oportunidad, lo que también les costó ser abucheados por la afición al término del primer tiempo.
Con poco más de 20 minutos en la cancha, “Jona” dos Santos cobró un tiro de esquina y Hugo Ayala se adelantó a su marcador para impactar con la cabeza y marcar el tanto de la ventaja.