compartir en:

La liberación del precio de la gasolina a partir del 2017, propuesta por el Poder Ejecutivo en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, tendrá un impacto negativo en el consumidor final, estimó este martes un académico del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

De acuerdo con Adrián García Gómez, analista del CIEP, el precio de la gasolina Magna podría ubicarse en 15.45 pesos por litro, un aumento real de 1 peso con 49 centavos; la gasolina Premium, por su parte, alcanzaría los 16 pesos con 78 centavos por litro, un aumento de 1.97 pesos por litro.

García Gómez explicó que el CIEP se dio a la tarea de estimar los precios de la gasolina para el año que entra, pero debieron basar su cálculo en varios factores, debido a que el gobierno federal no ha definido de manera clara los mecanismos que ayudarán a liberar el precio de los energéticos.

Como todavía no está muy definido el mecanismo de liberación, expuso, el CIEP utilizó varios supuestos, entre los cuales los más importantes son que el IEPS (Impuesto Especial sobre Productos y Servicios) y las cuotas estatales no cambien respecto a 2016; que el precio de referencia se mueve de acuerdo a las tendencias del precio de la gasolina en Estados Unidos; estimaciones de otros factores como el traslado y almacenamiento del energético, al que se le aumentó un 3 por ciento que resulta del cálculo de inflación para el presente año; y a un tipo de cambio de 18.02 pesos por dólar, el mismo que estimó la Secretaría de Hacienda al presentar los precriterios económicos para el año siguiente.

Esto significa que este precio estimado podría sufrir variaciones en caso de una depreciación pronunciada del peso o a factores externos, como podría ser un gran aumento en el precio de los energéticos.