Gareth Bale ha estado envuelto en una polémica con el Madrid desde hace meses, primero con la manta mostrada en un juego de la selección de Gales que tenía escrito lo siguiente: Wales, Golf, Madrid in that order, lo cual no agrado a la casa blanca. El otro incidente sucedio en visperas de los octavos de final de la Champions League luego de que Zidane declarara que Gareth Bale simplemente no quiso jugar. 

Esta acción no le cayó nada bien al jugador gales que ha decidido hablar sobre su situación con el Real Madrid y en una entrevista dijo esto: 

"No lo sé, estoy en manos del club, pero ponen las cosas muy difíciles para ser sinceros, yo intenté marcharme el año pasado y el club lo bloqueó todo hasta el último segundo, no me permitieron irme, así que habrá que preguntar al club, yo quiero jugar al fútbol, estoy motivado para hacerlo, pero es el club el que lo controla todo. Quiero jugar al fútbol, sólo tengo 31 años y estoy en buena forma. Tengo mucho que dar todavía".

Este polémico tema ha consternado a muchos de los fans madridistas, periodistas y en los rivales ha provocado risas.

El Real Madrid ya busca la salida a un hombre que ha sido importante en momentos claves como finales de Champions, Copa del Rey y la Liga Española.