CUERNAVACA, MORELOS.- Los seis mil vehículos que, en promedio, circulan al día por el puente elevado Jacarandas, lo hacen con total garantía de la seguridad y estabilidad de la estructura.
Durante un recorrido, el  subsecretario de Obras, Víctor Manuel Escobar Lagunas, reiteró que ningún elemento importante de la estructura sufrió daños en el sismo; los desperfectos se registraron en elementos secundarios y serán restituidos a la brevedad.
Desde el crucero del Bulevard Cuauhnáhuac y la calle 10 de Abril y Jacarandas, en su prolongación hacia el oeste, el funcionario explicó que la estructura del puente, con una extensión de 480 metros, de extremo a extremo, son los 14 apoyos puntuales o columnas circulares, que se encuentran sujetas a pilotes que fueron ubicados a 12 o 14 metros de profundidad y que trabajan a flexo-tensión y flexo-compresión.
Los pilotes hacen que las columnas tomen diferentes tensiones y complexiones que les permite mantenerse en su lugar a pesar de los movimientos que sufra el terreno durante un temblor.
Adicionalmente a los pilotes, las columnas descansan en zapatas de un diámetro de 6 x 6 metros, y juntos son el principal elemento que soporte del puente.
Las columnas sostienen 12 cabezales y 2 marcos de apoyo sobre los que, a su vez, descansan las trabes de cajón que dan la forma vertical al puente en lo alto y, sobre éstas se construyó una loza de concreto armado de 20 centímetros de espesor, es decir, la carpeta de concreto por la se desplazan los vehículos.
El funcionario señaló que sobre estos elementos se colocaron las guarniciones y el parapeto metálico para la seguridad de los automóviles.
Lo que ocurrió durante el sismo  fue que las columnas se movieron a flexo-tensión y flexo-comprensión y eso provocó que en lo alto, chocaran entre sí las juntas de calzada, donde se unen las trabes cajón.
“Cuando vino el evento sísmico, el choque de estos elementos provocó el desprendimiento de recubrimiento de las guarniciones y, en algunos casos, el despostillamiento de las trabes cajón”, señaló.
El recubrimiento exclusivamente cubre el acero de refuerzo y esto es totalmente rehabilitable con mortero epóxico.

Recorrido. Obras Públicas del Estado constató la estabilidad del puente y descartó una afectación estructural mayor gracias a los apoyos puntuales debidamente construidos.

"Los elementos estructurales principales en este puente no tuvieron ninguna merma o deterioro en su capacidad y actualmente está funcionando al cien por ciento de la resistencia nominal.”  Víctor Manuel Escobar, subsecretario de Obras

480 m es la longitud del puente, que conduce a una plaza

14 m de profundidad tienen pilotes que cargan el puente

Recorrido. Obras Públicas del Estado constató la estabilidad del puente y descartó una afectación estructural mayor gracias a los apoyos puntuales debidamente construidos.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / [email protected]