CUERNAVACA, MORELOS.- El director del Hospital General de Cuernavaca “Dr. José G. Parres”, Lorenzo Alcantar García, acompañado del subdirector administrativo, Juan Carlos Chávez Ríos, verificaron los últimos trabajos de rehabilitación y traslado para poder iniciar la operatividad al 100 por ciento de la unidad.
Tras el sismo se dispuso el cierre del nosocomio para restablecer los desperfectos ocasionados como desprendimientos en aplanados, azulejos, plafones; deterioro en muros divisorios, infraestructura hidrosanitaria y ductos de aire acondicionado; recordando que la unidad hospitalaria no sufrió daño en su estructura.
Alcantar García señaló que durante estos meses de restauración, nunca se dejó de brindar atención, ya que los usuarios fueron atendidos en la UNEME de hemodiálisis, en el Centro de Salud Centinela Tlaltenango, en el hospital móvil de la organización Mobile Surgery International, y otras unidades que conforman la red hospitalaria de Servicios de Salud de Morelos.
Detalló que días previos al reinicio de labores dentro del edificio, la Unidad de Vigilancia Epidemiológica Hospitalaria (UVEH) se hizo cargo de la supervisión, saneamiento y desinfección de la unidad para garantizar un buen servicio.
“Hoy reiniciamos las operaciones del hospital en todas sus áreas, lo que nos permite garantizar la atención hospitalaria a alrededor de 64 mil personas. Agradezco a todo mi equipo de trabajo conformado por más de mil 200 personas entre médicos, pasantes, residentes, enfermeras y administrativos, que en todo momento permanecieron dispuestos aún en las condiciones más difíciles, sin ellos hubiera sido imposible superar esta contingencia”, indicó.
Asimismo, el administrador del hospital resaltó que el “Parres” se reabre garantizando la integridad del personal de salud y pacientes, ya que cuenta con los dictámenes que descartan daños estructurales, al mismo tiempo que reiteró que de manera periódica el inmueble recibe mantenimiento.

Por: DDM REDACCIÓN
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA: