Medellín.- El futbol en todo el mundo está de luto, por la muerte de 71 pasajeros, entre ellos, los integrantes del equiupo de futbol Chapecoense de Brasil, luego de desplomarse el avión chárter en el que viajaban.

La Aeronáutica Civil de Colombia anunció que seis personas habían sobrevivido: tres futbolistas, dos miembros del equipo técnico y un periodista.

El vuelo era operado por la aerolínea LaMia, y en él volaban los miembros del Chapecoense de Brasil, desde Bolivia, para jugar la final de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional de Medellín, pero el avión se accidentó la noche del lunes.

Según algunos medios colombianos, al menos uno de los sobrevivientes era miembro del equipo de futbol y había sido trasladado a un hospital cercano, consciente y podía hablar.

Según las autoridades, el avión reportó problemas eléctricos mientras volaba sobre las montañas que rodean Medellín; al menos 21 periodistas también murieron en el accidente.

La estación de radio colombiana Blu transmitió una entrevista con Alfredo Bocanegra, el director de Aeronáutica Civil de Colombia, en la que dijo que el avión había notificado de una emergencia conforme se acercaba a Medellín. La nave tenía prioridad para aterrizar hasta que los controladores aéreos perdieron contacto.

Los jugadores del Chapecoense estaban volando a Medellín para el primero de dos encuentros de la final de la Copa Sudamericana; el partido contra el Atlético Nacional estaba programado para esta noche.

Chapecoense venció en semifinales al San Lorenzo, el club argentino que apoya el papa Francisco, así como al Atlético Junior de Colombia y el Independiente de Argentina.

Se supo que la aeronave accidentada fue la misma en la que hace casi tres semanas, viajó la Selección Argentina.

Lamia, aerolínea venezolana, trasladó hace 18 días a Messi y compañía a Belo Horizonte, para enfrentar a Brasil para las Eliminatorias de Rusia 2018.

DDM Redacción

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...