Londres.- Nuno Espírito Santo pone un freno a la idea de ver a Raúl Jiménez vestido de verde en el verano. A pesar de las declaraciones de Gerardo Martino, quien considera a Jiménez como una opción para reforzar al Tri Olímpico en Tokio, el técnico del Wolverhampton aseguró que la última palabra la tendrá el club inglés.

“En el momento en que esté claro que puede jugar para los Wolves, puede pasar cualquier cosa, pero primero debe jugar para nosotros”, explicó el entrenador portugués en conferencia.

Espírito Santo mostró su respeto por el entrenador Gerardo Martino, pero también pidió paciencia al seleccionador mexicano, ya que la recuperación de Jiménez no se debe apresurar, a pesar de la ilusión que pueda causar su presencia en Tokio.

“Con todo el respeto hacia el seleccionador de su selección, es nuestra decisión. Entiendo que es positivo y quiere contar con Raúl para los Juegos Olímpicos, pero tenemos que ser pacientes aquí”, agregó frente a los medios.

Staff Diario de Morelos