compartir en:

París.- En los últimos instantes del partido inaugural de la Eurocopa Francia 2016, la selección anfitriona logró la victoria 2-1 ante su similar de Rumania, con un gol cortesía del centrocampista Dimitri Payet, en el  estadio de Francia
La escuadra local mostró dificultades para dominar, reviviendo el ánimo en los últimos suspiros del cotejo con un tanto de antología del mediocampista que milita en el West Ham United.
Los pupilos del director técnico Didier Deschamps fueron superiores en la creación de jugadas con peligro frente al marco rival, fortificando su ataque por medio de centros al área efectuados desde las bandas que se buscaba fueran concretados por los ofensivos Giroud y Antoine Griezmann.
Sin embargo, el cuadro de casa exhibió torpeza para descifrar la portería contraria y sólo pudo adelantarse tras aprovechar un error en la salida del arquero rumano Anton Tatarusanu, quien atacó erróneamente la pelota y no pudo evitar que Giroud, delantero del Arsenal, pusiera el 1-0.
Pese a ello el combinado visitante no bajó los brazos y alcanzó el empate 1-1 al 65’, gracias a un buen cobro desde los once pasos por parte de Stancu, el cual provocó un apretado cierre de partido en el que los galos demostraron valentía y obtuvieron la victoria 2-1 al minuto 89 después de un constante asedio.
Francia emprenderá la búsqueda de su tercer título posicionándose en el primer puesto del grupo A con tres puntos, al lado de Rumania, Albania y Suiza.
El árbitro húngaro, Víktor Kassai, exhibió carácter para marcarle un penal en contra al país anfitrión, al tiempo que amonestó a Olivier Giroud, mientras para Rumania pintó de amarillo a Razvan Rat, Nicolae Stanciu y Adrian Popa.