Tecnología.- A 60 años de que se tomó la primera fotografía digital, en 1957, sus impactos pueden verse por todas partes, no obstante, muchas de estas fotografías dejan de ser interesantes en un instante, señaló el especialista Miguel Ángel Meneses.

“Pasó lo mismo que con el cerebro, muchas imágenes las utilizamos por un momento y las desechamos”, explicó el profesor de genética de la Facultad de Ciencias de la UNAM, durante la conferencia “La fotografía al alcance de la multitud. 60 años de fotografía digital 1957-2017”.

El especialista mencionó que el ojo es el equivalente a una cámara obscura y las imágenes que se forman en el fondo del ojo son similares a lo que pasa en una cámara fotográfica.

Por ello, señaló que el ojo es un mecanismo natural perfecto para capturar el mundo, el único problema es que las imágenes que registra son pasajeras, por lo que los humanos han estado obsesionados desde el inicio de su historia en encontrar mecanismos pare hacer permanente lo efímero.

“En 2017 hay más teléfonos con cámara que las que pudiéramos imaginar. Nunca en la historia de la vida del humano había habido tanta posibilidad para tomar y mantener fotografías”, agregó en la ponencia realizada en el Museo de la Luz.

De acuerdo con el comunicado del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, Miguel Meneses habló sobre la historia de la fotografía abarcando desde Nicéphor Niépce -uno de los primeros en experimentar con sales de plata la fijación de imágenes- hasta George Eastman, quien fundó el imperio Kodak.

En ese sentido, mencionó que cuando se tomó la primera foto digital, “curiosamente no había cámaras digitales, se tomó con un protoescáner y el equipo registraba los pequeños cuadros de la imagen (los pixeles)”, comentó.

Añadió que la primera cámara digital apareció hasta 1975 y fue creada por un ingeniero que trabajaba para Kodak, Steven Sasson, lo cual comentó es algo irónico, porque justo este invento llevó a la compañía a la ruina.