compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El Congreso fortaleció -sin proponérselo- los recursos que los municipios deben enterar a la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), producto de la recaudación del Impuesto Adicional, de cuya distribución a la universidad le corresponde el cinco por ciento.

Lo anterior, con motivo de la reforma a la Ley General de Hacienda Municipal, publicada el pasado 3 de febrero en el periódico oficial “Tierra y Libertad”, número 5366.

Antes, el artículo 123 de ese ordenamiento refería que la Universidad Autónoma del Estado de Morelos se vería beneficiada sólo por la recaudación del Impuesto Adicional sobre el impuesto de traslado de dominio, así como de los derechos por autorización de fraccionamientos.

El Impuesto Adicional recaudado por estos dos conceptos se distribuiría 15 por ciento para apoyo a la educación; 5 por ciento pro-universidad y 5 por ciento para el fomento de la industrialización.

La recaudación del Adicional por los demás impuestos y derechos, sería para el municipio.

En noviembre de 2015, con el propósito de apuntalar el presupuesto para el campo, el Congreso aprobó la reforma al artículo 123 de la Ley General de Hacienda Municipal, con la que eliminó los dos únicos conceptos por los que la Universidad se beneficiaba e hizo una nueva redistribución de la recaudación general del Impuesto Adicional: 15 por ciento a educación, 5 por ciento pro-universidad, 2.5 para la industria y 2.5 para el Fondo de Aportaciones Estatales para el Desarrollo Económico (FAEDE).

A partir de la citada reforma, la Universidad percibirá el 5 por ciento de la recaudación total del Impuesto Adicional.

Esta reforma implica que el impuesto pro-universidad se calcule también sobre el impuesto predial, que constituye la mayor contribución que reciben los municipios.

El beneficio indirecto que los diputados le dieron a la UAEM era desconocido, tanto por los propios legisladores, como por el rector Alejandro Vera, que la semana pasada acusó al Congreso del Estado de haberle quitado el apoyo del impuesto pro-universidad.

Ahora, el grupo parlamentario del PAN enarboló la defensa del 5 por ciento pro-universidad y ayer reiteró su intención de reformar nuevamente la Ley General de Hacienda Municipal para reetiquetar recursos de los municipios a la Universidad, en virtud de que independientemente de la reciente modificación, el Impuesto Adicional sigue considerado inconstitucional.

Los panistas buscan una nueva modalidad de imponer a los municipios el destino de sus recursos, lo cual, desde el punto de vista de algunos asesores del Congreso, no deja de ser una invasión de la autonomía municipal. 

Nuevo cálculo

 

En noviembre de 2015, el Congreso aprobó la reforma al artículo 123 de la Ley General de Hacienda, con lo que la Universidad recibiría ahora el 5 por ciento de la recaudación total del Impuesto Adicional.

15%  Para apoyo a la educación.

5 %  Pro-Universidad.

5%  Para fondo de fomento a la industrialización.

25%  General para el Municipio.

15%  se asigna para apoyo a educación;

5%  se asigna Pro-Universidad;

2.5%  a Fondo de Fomento a la Industrialización

2.5%  se asigna al FAEDE.