Cuernavaca, Morelos.- Visto en la comunidades rurales como algo natural y rutinario para las mujeres que tienen a sus hijos, la lactancia materna en público tiene una carga de críticas bajo los comentarios de que la exhibición de los senos resulta molesto, incómodo y hasta ofensiva.
En redes sociales y blogs de internet hay comentarios orientados a reprobar la lactancia materna en sitios públicos, “porque resulta algo incómodo”, mientras el sector Salud redobla esfuerzos para provocar que las mujeres “den pecho” a sus bebés. Hay pediatras que afirman que algunas mujeres se niegan a dar pecho a su bebé por temor a la deformación de los senos.
En esta dualidad de opiniones surge un dato que preocupa a las autoridades de Salud: “La tendencia entre los grupos indígenas ha disminuido considerablemente desde hace 13 años, pasando de 46.0% en 1990 a 34.5% en 2006 y hasta 18.5% en el 2012. La situación es alarmante ya que el riesgo de sufrir diarrea y de morir por neumonía es 10 y 15 veces mayor, respectivamente, entre los niños que no reciben lactancia materna exclusiva en comparación con los niños que sí la reciben. 
“Por otro lado, en la región Sur del país la lactancia materna exclusiva se redujo de 28.5% a 15.5% y en el medio rural pasó de 36.9% a 18.5%”, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012.
Alejandra Santos Delgado, responsable del programa Lactancia Materna, del Sector Salud, dio cuenta de la Semana mundial de lactancia materna cuyo actividad es clave para el desarrollo sostenible ya que esta vinculada a a la nutrición y seguridad alimentaria, así como con el desarrollo y la supervivencia con lo que se logra una productividad económica y un potencial educativo. La lactancia materna, dijo, es una práctica ambientalmente sostenible de alimentación en comparación con otras alternativas.

Beneficios para madres e hijos

Alejandra Santos Delgado, responsable del programa de Lactancia Materna, ofreció beneficios para las mujeres que deciden amamantar a sus hijos: reduce el riesgo de tener cáncer de ovario o mama, reduce la probabilidad de un nuevo embarazo, pérdida más rápida del peso ganado durante el embarazo, ayuda en economía familiar y las mujeres presentan menos depresión postparto.
Alejandra Gómez, tiene dos hijos a quienes ha dado pecho. Cuenta que la experiencia de amamantar a sus bebés ha sido extraordinaria porque se logra un acercamiento de calor, identificación y encuentro entre madre e hijo. No hay comparativo, dice.
Como mujer, dice, nacieron con ese don y por lo tanto no resulta satisfactorio conocer que hay personas que se molestan porque se practica la lactancia materna en lugares públicos. “No debe ser visto como algo incómodo, al contrario se debe difundir que es una vacuna para los niños y una protección en proteínas, grasas y carbohidratos”, dice la joven madre.
Víctor Manuel Romero Manzanares, pediatra del Centro Médico Nacional Siglo XXI, afirmó que entre los beneficio de la lactancia materna se considera la liberación de una sustancia para que la matriz se contraiga y deje de sangrar en el momento después del parto
“Para el bebé la lecha tiene proteínas, grasas, carbohidratos, sin embargo, sólo la leche materna tiene un sistema inmunológico el cual los bebés lo empiezan a desarrollar hasta los cuatro meses y dura hasta los dos años este crecimiento inmunológico, por lo tanto la lecha materna es el único que contiene eso y resulta en beneficio del pequeño”, afirmó.
En su opinión el tiempo de amamantar a los bebés debe ser de seis meses y los seis meses siguientes se debe acompañar de leche industrial, porque después de ese tiempo el niño requiere de otros productos, otros nutrientes.

JUSTINO MIRANDA
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...