El GT500 toma su lugar como el modelo más potente de la alineación de Mustang en esta sexta generación.

Este año el festival de la velocidad de Goodwood 2019 (Goodwood Festival of Speed 2019)fue la sede de la presentación del Ford Mustang Shelby GT500, con un V8 de más de 700hp y transmisión de doble clutch. Que saldrá a la venta en el otoño.
El Shelby GT500 prácticamente ahora es un auto de carreras, el frente, los lados y la parte trasera ahora son de color satinado y ha crecido sustancialmente, Encaja con el nuevo GT500, que promete ser el más rápido y el que mejor se conduce hasta ahora.
Los ingenieros de Ford tuvieron que modificar seriamente la mecánica del nuevo GT500, con el fin de poder competir con sus rivales más directos como el Camaro ZL1y el Challenger SRT Hellecat que ya rondan los 700 caballos de fuerza.
Bajo el capó se encuentra un motor 5.2 litros V-8 sobrealimentado, que no es el mismo 5.2 litros V-8 que entrega 526 hp y 429 libras-pie de torque que se encuentra en el GT350. Además de contar con la sobrealimentación de inducción forzada, el GT500 cuenta con una nueva transmisión Tremec de siete velocidades de doble embrague, lo cual no habrá una caja manual para 2020.
La tracción sigue siendo trasera, los frenos de la marca Brembo ahora son más grandes y posee una suspensión adaptativa (MagneRide) por Ford Performance, que se puede regular en función de las necesidades del conductor.
Tanto el compresor como el sistema de refrigeración ahora son de mayor tamaño, logrando un desempeño 50% superior al que ofrece la variante GT350. Éstos ocupan una nueva posición, para asegurar que el centro de gravedad del vehículo sea lo más bajo posible.
En caso de diseño, observamos une entrada de aire en el cofre, así como una gran rejilla en el frontal que ayudan en temas de aerodinámica; asimismo, destaca el emblema de cobra en la parte de en medio que caracteriza a esta variante, brindándole un look mucho más agresivo e intimidante.
La gama de colores está constituida por tres diferentes opciones: Red Hot, Twister Orange e Inconic Silver, además de tener la opción de personalización que puede incluir las famosas líneas longitudinales que recorren todo el largo del techo, así como de un paquete exclusivo de fibra de carbono y así reducir un poco más el peso del vehículo.
En Estados Unidos se rumora que tendrá un precio de 73,900 dólares aproximadamente, algo como 1,413,000 pesos mexicanos. Cabe señalar que este cálculo es una simple conversión, aún no hay ajustes de impuestos o cualquier otro cambio.