compartir en:

Al firmar un convenio con el Instituto Nacional de las Mujeres, Eruviel Avila, gobernador  del  Estado de México, informó sobre  la alerta de género para once municipios. Por supuesto,  trató de minimizar el grave problema social que vive el territorio a su cargo argumentando que  la entidad no es la que presenta más casos pero que “deben estar pendientes”, por lo que hubo que girar un oficio para pedir la alerta de género ante el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar  y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres. Esto, motivado por las reiteradas peticiones de organizaciones civiles que reportaban zonas del Estado de México como altamente peligrosas para las mujeres. Ecatepec, Chalco, Chimalhuacán, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Naucalpan, Tultitlán, Cuautitlán Izcalli, son los municipios con los más altos índices de violencia contra las mujeres.  “Reconocemos que existe un problema en esta materia y que debemos solucionarlo. La alerta nos va a fortalecer como sociedad para cerrar filas en torno a un objetivo común que son las mujeres; el pilar de las familias, pues cuando apoyamos a una mujer apoyamos a sus hijos, a su familia”, indicó  al afirmar que la entidad se encuentra por debajo de la media nacional respecto a ataques en contra del género femenino, no obstante, manifestó la necesidad de allegarse más herramientas para evitarlos.  De los 209 casos de feminicidios han sido atendidos por el poder judicial sólo 130, que corresponden al 63 por ciento, por ello el Ejecutivo mexiquense instó al procurador estatal al esclarecimiento de los demás casos. Tienen sentencia condenatoria de alta penalidad 67 casos, esto quiere decir  que las condenas serán de 40 a 60 años de prisión. Debido al creciente número de homicidios en contra de mujeres, muchos casos, aseguran, no están registrados, asociaciones civiles como la Organización de Justicia Derechos Humanos y Género, han pedido la alerta de género en ese estado que colinda con Morelos. Los municipios donde se emitió la alerta son los más problemáticos por ser los más poblados, según informes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México. La aprobación de la alerta debe obtener resultados en la protección de la vida femenina, ese es el objetivo.  Hasta el 2012, data el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), el Estado de México tenía una incidencia de 1.75 casos por cada 100 mil habitantes, mientras que en otros estados era de hasta el 6.61; basados en estos datos la Comisión Especial para Seguimiento de Feminicidios de la Cámara de Diputados realizó un estudio en el que participaron el INMUJERES Y LA ONU.  Avila asegura que “la alerta de género será una herramienta para consolidar los programas sociales y las acciones que llevamos a cabo en este gobierno para combatir la violencia contra las mujeres. Esto lo vamos a llevar a cabo apoyados por los gobiernos municipales y una participación fundamental, como siempre, del gobierno federal”. Para que el trabajo dé buenos resultados  participan  los tres niveles de gobierno  estatal apoyados por el presidente Enrique Peña Nieto, el cual debe ser total, ya que es su anterior trabajo como político y funcionario público, y puede repercutir en la campaña presidencial del 2018 al momento en que los votantes tanto del Distrito Federal como del Estado de México emitan su sufragio. “Te creo, te escucho, te oriento”, es el nombre de la campaña de comunicación contra la violencia implementada por el gobierno del Estado de México, para que quienes sufren agresiones se acerquen a pedir apoyo y sean canalizadas a las dependencias correspondientes, de manera anónima. Eruviel Avila, considerado entre los aspirantes a la presidencia de la República de parte del Partido Revolucionario Institucional, asegura que para que existan un estado y un país modernos, llenos de oportunidades, se debe saber que los actos violentos no son el camino. Los ciudadanos saben que,  para que exista un país moderno y lleno de oportunidades, además de erradicar la violencia contra las mujeres y contra todos los mexicanos, es indispensable que haya más empleos, que los salarios cumplan con el ordenamiento constitucional, que la educación pública y los servicios de salud sean de calidad e impartidos con verdadera calidez, profesionalismo y ética y, sobre todo, que la política económica sea democrática, pues no es justo que los altos, mandos de los tres niveles de gobierno y de las dependencias de Estado tengan salarios millonarios, con prestaciones VIP, mientras el pueblo no tiene para estudiar, comer, vestir y vivir dignamente. El Distrito Federal, Guerrero, Jalisco, Estado de México, Chiapas, Chihuahua, Nuevo León, Puebla, Oaxaca y Sinaloa, son los estados que encabezan el número de delitos contra las mujeres. Información de las procuradurías de justicia de estas entidades, así como el informe denominado “Estudio de la Implementación del Tipo Penal de Feminicidio en México: Causas y consecuencias 2013 y 2014”, y del reporte “Avances y Retrocesos en la Protección de las Mujeres Víctimas de la Violencia Familiar”, ambos realizados por el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, sirvieron para detectar a estos diez estados como los lugares más peligrosos para  las mujeres, sin embargo, sabemos que en todo el territorio nacional las mujeres sufren maltratos sicológicos o físicos y que por no buscar ayuda a tiempo llegan a perder la vida pues ante el sometimiento de la víctima, el victimario se va haciendo más fuerte, más violento. La alerta de género debe implementarse en todo México para que los derechos y la vida de las mujeres sean respetados.

Por: Helena Cárdenas / [email protected]