Luego de que el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, empleara la frase “El tiempo se ha agotado”, Andrés  Manuel López Obrador, líder  nacional de Morena, pidió al presidente Enrique Peña Nieto apostar al diálogo y no al uso de la fuerza en el conflicto magisterial. Señala el dirigente del partido más joven que “la advertencia de Chong a los maestros, según la cual, el tiempo se ha agotado, es sorprendentemente igual, a todo tiene un límite, de Díaz Ordaz, del primero de septiembre del 68. Ojalá Peña detenga esos afanes autoritarios, que no se apueste a la fuerza, sino al diálogo, con compromisos, sin ultimátum”. Osorio Chong señaló que: “Se ha agotado el tiempo, Los bloqueos y las afectaciones a la ciudadanía deben de terminar, por ello en breve se estarán tomando las previsiones necesarias, para permitir el tránsito en vías estratégicas y al abastecimiento de las comunidades”.   Reiteró la disposición del Gobierno al diálogo, sin embargo, dijo, la respuesta obtenida por parte de la disidencia magisterial ha sido negativa y renuente a un acuerdo. Días después el gobierno federal ofreció a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que aportara sus ideas para la construcción de un modelo educativo definitivo y la Coordinadora manifestó que tenía la convicción de contribuir a la solución del conflicto. En el documento que la Secretaría de Gobernación entregó a la representación magisterial se plantea que: “Para el gobierno de la República es fundamental asegurar que la participación del magisterio nacional y  sociedad en general, en esta materia, se realice de manera profunda, crítica y respetuosa, y que garantice que la expresión definitiva del modelo educativo nacional cuente con sus valiosas aportaciones para lograr lo que requiere el país, considerando la diversidad cultural y las particulares regionales”. Víctor Manuel Zavala, secretario general de la Sección 18, de Michoacán, aclaró que los dos documentos que se entregaron, el  cinco de julio de este mes, “tienen que ver con el acercamiento que en la reunión anterior así quedamos; que íbamos a presentar una propuesta cuando se decía que no había. Tenemos la propuesta. La vamos a llevar a consultar de base. Los documentos están entregados por nuestra parte y por parte del gobierno federal. Y vamos a acercar las partes como bien se dijo”. Por otra parte, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), exigió a Aurelio Nuño, titular de la Secretaría de Educación Pública, la revisión de la reforma educativa para replantear y eliminar del proceso de evaluación toda acción sancionadora, despidos injustificados, descuentos indebidos, respeto a los derechos adquiridos por los docentes en el programa de Carrera Magisterial, la inmediata aplicación y pago puntual de salarios, incentivos económicos, asignación de plazas y la promoción de los docentes destacados”. En este último punto es donde surge la pregunta: ¿Cómo se evaluará a los docentes destacados? Siendo pobladores de uno de los países más corruptos del mundo no podemos pensar otra cosa que el subir de escalafón sería mediante prebendas y amiguismo, lo que condenaría a muchos maestros de vocación a estar en el lugar donde comenzaron, ganando el mismo salario. Suponemos que al mencionar los descuentos indebidos, el sindicato de la SEP, se refiere a los descuentos que se han hecho a maestros que se ausentan de clases sin un permiso, como los casos presentados durante el conflicto magisterial. Sabemos que existe el derecho de asociación, de huelga, pero en este caso estamos hablando de afectación humana, de niños y jóvenes que no tienen clases, que no están aprendiendo lo que por ley les corresponde y que están teniendo un pésimo ejemplo al ver a sus profesores gritando, profiriendo insultos, destrozando negocios y autos, impidiendo que lleguen los alimentos a poblaciones que son muy pobres. Los niños y jóvenes ven a cientos de personas violentando los derechos de otros para defender los suyos. ¿Es esto lo que van a aplicar en las aulas? ¿Con qué calidad moral reprenderán a un niño que rompe algo en la escuela, que golpea a un compañero? ¿Qué le van a decir si el niño regañado les contesta que así son los maestros?  Sin duda llamaran a los padres y les dirán que eduquen a sus hijos, que contribuyan con el sistema escolar tripartita: Maestros, alumnos y padres y no faltará el maestro, o maestra, sumamente estricto, que expulse al niño para que los otros aprendan lo que es el respeto.  Aprovechando la coyuntura, el SNTE está exigiendo a la SEP, “eliminar del proceso de evaluación toda acción sancionadora”, ¿Por qué? ¿No se sienten capaces de aprobar un examen? Sabemos perfectamente que el conflicto magisterial está siendo aprovechado por algunos partidos, los que acarrean a su gente para “apoyar”, cuando en realidad  están buscando apoyo, buscan afiliados. Nada más. Si los maestros no quieren someterse a un examen o evaluación, con qué calidad moral aplican exámenes a sus alumnos. ¿Por qué los califican o los reprueban? Para solucionar el conflicto hace falta congruencia, vocación, profesionalismo, compromiso, con esas personitas que se enfrentarán a la vida con un arma muy poderosa: el estudio.

 

Por: Helena Cárdenas /  [email protected]