“A nosotros nos vale si la primera dama (Angélica Rivera) repite o no repite vestido. Me parece increíble que esa sea la discusión; si la señora repite o no repite vestido. Que se ponga lo que quiera, lo que si queremos es que el presidente en estos dos años que le quedan pues que no la siga regando y haga lo  necesario para que el país salga adelante, por lo menos en estos dos años para que no sigamos a la baja”, dijo la senadora panista Mariana Gómez del Campo, al señalar que la cena de gala con motivo del Grito de Independencia, que se realiza año con año en Palacio Nacional,  en la que la primera dama, en turno, y las damas y caballeros invitados al exclusivo festejo, lucen costosos atuendos, no se llevaría a cabo y no precisamente por austeridad en el hogar presidencial, sino porque la popularidad del presidente Enrique Peña Nieto está a la baja. “Hacer una fiesta en estos momentos. Dar el Grito con fiesta, con vestidos largos, pues si pensaríamos nosotros que el horno no está para bollos. La popularidad del presidente Peña Nieto está por los suelos, ha tenido errores históricos en las últimas semanas y me queda claro que también es una de las razones por las que no se organiza  fiesta”,  precisó la legisladora. La presidencia de la República anunció que no habría brindis, ni cena para festejar el aniversario del inicio de la Independencia de México luego de que se informara el recorte del gasto público. Como cada año hubo fuegos artificiales y conciertos en la plancha del Zócalo de la Ciudad de México y para demostrar que la pobreza y austeridad de la familia presidencial es real, por primera vez invitaron a la ceremonia a representantes de la sociedad civil como directores de organizaciones no gubernamentales, artesanos, activistas, investigadores, becarios, emprendedores, campesinos y personas con algún trasplante. Todos ellos acompañaron al jefe del Ejecutivo Federal en el segundo piso de Palacio Nacional, lugar donde se da el tradicional Grito. Debido al recorte presupuestal no habrá cena para los invitados especiales, anunció con antelación el vocero de la presidencia, Eduardo Sánchez, quien indicó que el gobierno tiene que poner el ejemplo de la política de austeridad porque “sería el colmo que la presidencia de la República no cumpla con este tipo de detalles”. Luego de la ceremonia los invitados pudieron bajar a convivir con la ciudadanía a la tradicional verbena popular que fue amenizada por Edwin Luna y para “mover el bote” y bajarse los antojitos mexicanos ponerse a bailar con la banda La Trakalosa de Monterrey. Todo un baño de pueblo para demostrar que los ricos y los poderosos también lloran. ¿Por qué Angélica Rivera no pudo estrenar  otro costosísimo vestido de diseñador? ¿Por qué la pareja presidencial no tuvo su tradicional cena mexicana? ¿Por qué tanta austeridad? ¿Por qué está sufriendo tanto la familia presidencial? Los diputados del PRI, PAN y PRD, también sufrirán “privaciones”, por ello acordaron que el paquete económico para el 2017 se aplicaría con una política estricta de austeridad, de ahí que los legisladores del PRI, PAN y PRD, dieran marcha atrás al presupuesto que solicitaron para 2017, que era de ocho mil 051 millones de pesos. La Comisión de Presupuesto  les aprobará la “raquítica” cantidad de siete mil 559 millones de pesos. “Nos parece de elemental congruencia y responsabilidad con la ciudadanía, en consonancia con la política de austeridad y de restricción del gobierno de la República que propongamos que el crecimiento presupuestal de la Cámara de Diputados sea cero, es decir, que no aumente el recurso disponible”. Y como no quieren ser los únicos que se “sacrifiquen” durante el año próximo, los legisladores exigieron al Ejecutivo hacer lo mismo con todos los poderes y con todas las dependencias de gobierno. Los diputados tendrán 491 millones de pesos menos y los senadores 340 millones de pesos. Ahora hay que rogar a Dios y toda la corte celestial porque los legisladores no quieran que todos los trabajadores se unan a su pena económica y quieran asestar otro duro golpe al bolsillo de las familias mexicanas. Ellos pueden aguantar porque sus ingresos personales no se ven afectados pues, como en muchas dependencias, la mayor parte del presupuesto lo destinan al pago de nómina y ellos saben pagarse muy bien, amen de que el tráfico de influencias les permite hacerse de algún dinerito extra y uno que otro bien inmueble de lujo. Esto del tráfico de influencias ocurre, por supuesto, a nivel estatal y municipal, a ello se debe que veamos a un diputado local, presidente municipal, etc., asegurar su futuro y el de todas las generaciones de su familia en un periodo de tres años, igual ocurre con los gobernadores. Es que el perfil político parece estar sustentado en ese adagio que dice que “en el arca abierta hasta el más justo peca”. Al anunciar que llegará el próximo día 28, en su cuenta de Facebook, Franco Coppola, nuevo Nuncio apostólico, aseguró que en México se vive una “vergonzosa pobreza” y una “vergonzosa violencia”. Con esta declaración Franco Coppola se convierte en el primer diplomático del Vaticano en señalar abiertamente la situación del país que, parece, para el 2017 será más crítica porque habrá recortes al presupuesto para seguridad y el salario será frenado lo más posible. Así que el Programa Sin Hambre tendrá que crecer porque habrá más pobres y, en un descuido encontraremos comiendo ahí  a  legisladores, políticos y al presidente con la primera dama, reciclando vestido, por supuesto, para estar acorde con la pobreza del pueblo.

Por: Helena Cárdenas /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...