Bruselas.- Miles de personas se apresuran a visitar hasta la noche de mañana miércoles, el Jardín botánico de Meise, en las afueras de Bruselas para poder ver una de las más feas y más apestosas flores del mundo.

La razón es un raro fenómeno que el centro belga conoce por la quinta vez en nueve años: la floración del Arum Titan, la mayor flor del mundo, que se marchita al cabo de 72 horas.

Originaria de las florestas tropicales de Sumatra, la planta es un tubérculo que puede llegar a pesar 130 kilos.

Una vez al año, del tubérculo nace una hoja de entre 2 y 6 metros de altura y, con menos frecuencia, una flor de corona exterior verdosa escondiendo un interior rojo terciopelado alrededor de un centro en forma de lanza amarilla.

Su apariencia le valió el nombre científico de “Amorphophallus titanum”, que significa “pene gigantesco deformado”.

La flor suele medir entre 1.5 y 3 metros y no se produce más que tres o cuatro veces en los 40 años de vida del tubérculo.

Bajo el invernadero del Jardín Botánico de Meise, dos Arum Titan han florecido el pasado lunes, por lo que el centro organizó de forma rápida tres aperturas nocturnas, hasta las 22 horas, a fin de permitir que un máximo de público pueda conocer el fenómeno.

"Esperábamos el primer florecimiento desde hace unos días. Pero la particularidad este año es que una segunda flor decidió abrirse pocas horas después de la primera. Ello nos permitirá, por primera vez, intentar polinizar la especie", explicó a Notimex Franck Hidvegi, portavoz del Jardín Botánico.

La especie es incapaz de autofecundarse porque las flores macho producen polen 24 horas después del florecimiento de las hembras.

 

 

En Meise, los botánicos recolectarán el polen de la primera flor y lo conservarán en un refrigerador hasta que la segunda flor esté lista para ser polinizada.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...